Capítulo 3: cigueñas en el tejado

FOTO 56

56

Al fin, Cloe pudo hacer el truco de las palomas. Esa noche se sintió eufórica. Ella que es tan muy excitable se puso a saltar.

 

FOTO 57

57

Desde hacía dos semanas, Cloe se sentía cada día más descompuesta. Sandor le dijo que fuera al hospital pero ella se negaba diciendo que seguro fue algo que comí y me cayó mal. Por las mañanas tenía náuseas y vómitos, se sentía cansada y siempre tenía sueño. Se esforzaba mucho por ensayar un rato en la casa sus rutinas de magia.

 

FOTO 58

58

Patricio: -Te dije que iba a venir a probar tu máquina de hacer vinos. Ya mismo llamás a tu empleado y le decís que me deje usarla. ¿Qué no harías eso por mí? Si decís que no es que no me querés lo suficiente. Y hasta podríamos ir a celebrar mi primer vino por ahí, ¿qué te gustaría?

 

FOTO 59

59

Patricio: -¿En tu casa? ¿Qué compraste lencería erótica?

 

FOTO 60

60

Técnica para hacer vinito con la máquina:

1.Poner frutas de calidad. Aunque Patricio se contenta con uvas compradas de la tienda ya que aún su viñedo no ha producido buenas uvas

2.Pisar, pisar y pisar hasta el cansancio. Se puede poner musiquita y bailar tap. Se matan dos pájaros de un tiro: nos ponemos en forma y hacemos puré de uvas

3.Darle a la manijita y esperar.

 

FOTO 61

61

4.Hacer algún papelón cada tanto. ¿Quién se tomará ese vino donde Patricio remojó las pompas?

 

FOTO 62

62

Cloe: “Me estoy muriendo. Debo de tener algo malo. Quiero a mamá! Quizás la llame y por ahí venga a cuidarme. No le diré nada a Sandor, no quiero preocuparlo”. Fue al hospital sin que Sandor lo sepa y el médico de guardia le hizo  unos análisis de rutina. ¡Qué estoy muy enferma, doctor, que me voy a morir”.  A pesar de su ansiedad, debía esperar unos días por los resultados.

 

FOTO 63 -64

64

Cloe asiste al parque para una audición.

Cloe: -Ves esta monedita? Mirá, saco una igualita de tu oreja.

Cloe: -Acá está! Y? Si no soy buena lo entiendo. Solo quería saber qué es actuar en un escenario tan grande.

Dueño: -Deja ya de dar lástima. El sábado a las 18 hs el escenario será tuyo. No vayas a faltar.

 

FOTO 65

65

Cloe: -Siii. Lo logré. Quizás sea mi último show. Espero no morirme vomitando antes del sábado. Sería triste. Al menos que me recuerden como la maga sobre el escenario que la maga que busca propinas en la puerta del supermercado.

 

 

FOTO 66

66

Cloe recibió el llamado del médico.

Cloe: -Qué estúpida! Y yo pensando que estaba por morirme… ¿Cómo se lo digo a Sandor, con lo mal que nos va? Ni para la cuna tenemos.

 

FOTO 67

67

Sandor, luego del trabajo, pasa por la biblioteca a estudiar casos médicos. Ha logrado un ascenso y ahora es médico de guardia. Siempre viste de traje porque detesta la ropa de jean y el aspecto desaliñado como el de Patricio. Lo considera de muy mal gusto.

 

FOTO 68

68

El primer vinito de Patricio al que llamó: “Uvas carmesí”. Emocionado sirve varios vasos. Le dará a testear a Sandor.

 

FOTO 69

69

Sandor: -Bueno, Patricio. ¿Querés que sea sincero? Este vino blanco sabe a podrido pero eso sí, el alcohol se ve que sí pega porque ya estoy mareado.

 

FOTO 70

70

Cita con Malena en la disco Hollow

Patricio: -No puedo creer que no me hayas dicho que te convertirías en hada como tu madre. Qué se supone, que voy a besar a un insecto!

Malena: -¿Cómo me decís insecto y me comparás  con una cucaracha?

 

FOTO 71

71

Patricio: -Cucaracha, cucaracha!

Malena: -Bueno, ya que nos estamos diciendo las cosas en la cara, volvé a llamarme cuando no seas borracho y drogón.

 

FOTO 72

72

Diva poniéndose por las nubes.

Patricio: -La la la, ni borracho ni drogón. Soy la divaaa, la la la. Pasen y vean lo que es la belleza, la la la… Bueno, se fue mi cita pero ya que estoy acá…

 

FOTO 73

73

Patricio: -Hola, me das un conejito rosa con mucho rosa, nena.

Coctelera: -¿Mucho rosa? ¿Estás seguro? ¿Qué tanto te gusta el rosa?

Patricio: -Me gusta tanto como el celeste. ¿Ves estos músculos? Son para todos. ¿A qué hora salís?

 

FOTO 74

74

Patricio: -Mmm, podría intentar en lugar de vino hacer whisky. Creo que lleva cebada podrida. Si es podrida, deben venderla barata. Me daría buen margen de ganancia.

 

FOTO 75

75

Patricio mostrando sus músculos en Hollow disco luego de tres conejitos rosa, dos destornilladores y cuatro tequilas.

 

FOTO 76

76

Cloe se puso la lencería que una amiga del circo le regaló antes de irse, “para la noche de boda”, le dijo. Si tenía que darle la noticia a Sandor, mejor era coquetearle un poco por si lo tomaba a mal.

 

FOTO 77

77

Cloe: -Tengo que hablar con vos de algo importante.

Sandor: -Por dios, con ese comienzo no podrá tener un final feliz, pensó.

Cloe: -Lo diré rápido.

Sandor: -Sí, Cloe, el suspense me mata

 

FOTO 78

78

Cloe: -¡Serás papá!

Sandor: -¡Ehhh!

 

FOTO 79

79

Es lo último que Sandor esperaba escuchar.

 

 

FOTO 80-81

81

Sandor: -Dios, no tengo palabras. Es la mejor noticia.

Cloe: -Menos mal que te lo tomaste bien

Sandor: -¿Cómo podría tomarme algo así mal?

Sandor: -Iremos esta tarde al obstetra para controles.

Cloe: -Bueno

Sandor: Quiero que se llamen Byron, por Lord Byron y Emily por Dickinson, mis poetas favoritos.

 

FOTO 82

82

Resaca

Patricio: -Uf, la cabeza me mata. Se me fue la mano con los tequilas. Un cigarrillo podría relajarme

 

FOTO 83

83

Cloe: -Qué asco! El cereal me da nauseas

 

FOTO 84

84

Patricio fumando en el jardín.

 

FOTO 85

85

Cloe no podía trabajar embarazada así que pasó varios días en la casa. Aprovechó para comprar una cuna de oferta y la puso debajo de la escalera aunque Sandor dijo que debían desmantelar el altillo. En el fondo tenía la esperanza de que Patricio se fuera pero Cloe mudaría la cama de Patricio al que sería el lavadero. Desmantelaron también la escalera que estaba apolillada y retecharon parte de la casa, además tenía planeado realizar algunas mejoras para prepararse para el invierno, mucho más con un bebé en la casa. Toda la bonificación que recibió en sus ascensos la invirtió en mejorar el hogar.

 

FOTO 86

86

Patricio en lugar de pagar parte de su mensualidad para colaborar con la casa, se hizo un tatuaje en todo el brazo.

 

FOTO 87

87

Patricio: -Disculpa, Malena, a veces soy un idiota y me paso. Es que me tomaste por sorpresa y no pensé en que serías un hada algún día. Debiste decirme. Además, estaba un poquito pasadito de copas.

Malena: -Está bien, Patricio. Pero aflojá que te vas a morir joven con tanto fumar y tomar.

 

FOTO 88

88

Visita inesperada.

 

FOTO 89

89

Patricio: -Hola querida, todas son bienvenidas.

Alien: -Gracias, estoy buscando al genio.

Patricio: -Mmm, bueno, me tenés a mí, ¿qué te parece?

Malena: -Vení a bailar, que está re loca esta canción. Muevan las cachas!

 

FOTO 90

90

Alien: -La verdad, los humanos me parecen muy interesantes. Pero estoy acá para aprender de sus costumbres.

Patricio: -Y decime, no querés que te enseñe cómo nos gusta festejarnos mutuamente en la cama.

Alien: -Ay! Ahora?

Patricio: -Cuando gustes, estoy disponible.

Malena: -Me voy. Los dejo “solitos” y Patricio, que revientes.

 

FOTO 91

91

Patricio poco a poco se fue desmoronando. Nada le entretenía a pesar que los demás lo veían alocado y con actitud positiva, era una máscara. Fumaba durante todo el día y bebía. De noche llegaba tarde de sus juergas y dormía hasta la tarde. Iba un rato a “Gotas de Miel”, la tienda de néctares, fabricaba algún vino, a veces, otras lo dejaba por la mitad,  y luego salía a sus sitios habituales: bares, tabernas, clubs nocturnos.

 

FOTO 92

92

Observaba a Cloe y Sandor. Se sentía vacío de afecto. ¿Cómo es que nadie luchaba lo suficiente para salvarlo? Ni bien entablaba amistad con alguien, era evidente que no lo soportaban y se iban. De nuevo solo, salía despedido a buscar amigos y amantes. Pero ninguno era demasiado interesante para él. Todos eran iguales. Los veía y eran cáscaras que caminaban. Maniquíes. Sólo maniquíes de una vidriera abierta. Él era un maniquí más. Sí. Así se sentía. Y fumaba y bebía para no verlos.

 

FOTO 93

93

Esperaban el nacimiento en cualquier momento. Habían decidido que, ya que Sandor era médico interno, atendería el parto. Cloe estuvo de acuerdo ya que no le gustaban los hospitales.

 

FOTO 94

94

Sandor: -Hola, bebé, vamos, que te estamos esperando.

 

FOTO 95

95

Mientras preparaba el almuerzo, sintió un dolor agudo en el vientre.

 

FOTO 96

96

Sandor: -No! Es la hora, es la hora! Aggggg. Pongan agua. Andá a la habitación. Aggg

Cloe: -Sandor, no entres en pánico. Se supone que que sos el médico acá. Además, yo voy a entrar en pánico ahora…

 

FOTO 97

97

Cloe: -Ayyyy. Me arrepiento. Sandor! Sandor! Sacámelo yaaaaaa. Me muero! Sandoooor

 

FOTO 98

98

Patricio: -Sandor se desmayó. Y ahora qué hago! Y ahora qué hago!

 

FOTO 99

99

Cloe: -Quiero a mamá! Ay mamaaaaa

 

(pobrecita, me dolió a mí también!)

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s